A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.

Bajo los auspicios de la Gran Logia de la Argentina
de Libres y Aceptados Masones

Juan Vucetich

Nació en la isla de Hvar (en italiano Lesina), en la actual Croacia, el 20 de julio de 1858 bajo el nombre de Ivo Vucetic, hijo de Víctor Vucetic Vicenta Kovasevic.

Llegó a nuestro país a los 24 años junto a su hermano menor Martín, obteniendo un trabajo en el Departamento De Obras Sanitarias de Buenos Aires.

Ingresó a trabajar en el año 1888 a la Policía de la Provincia, radicándose en la ciudad de Plata, donde se desempeñó en la sección de estadísticas e identificaciones antropométricas con el método conocido como Bertillon, por aquellos años, en uso en todo el mundo.

Vucetich estudió y puso a punto su nuevo sistema en base a la clasificación de las huellas digitales, que más adelante pasó a llamarse dactiloscopia. Este método fue adoptado primeramente por la Policía Federal Argentina y luego se propagó por el mundo entero abandonando el sistema Bertillon antropométrico.

Fue el fundador y primer Director del Registro Provincial de las Personas, al mismo tiempo que escribió un libro titulado “Dactiloscopía comparada” que resultó base del sistema hasta hoy.

Renunció a la fuerza policial para dedicarse a viajar por el mundo, donde fue recibido y reconocido por su obra en varios países excepto Francia, donde el propio Bertillon lo despreció públicamente. También recorrió la India y el Japón buscando recopilar antecedentes para su trabajo.

La comunidad científica del mundo entero reconoció su obra como revolucionaria para el sistema de identificación de personas, al punto que se erigieron estatuas en varias ciudades.

También parques, escuelas, institutos y fundaciones hoy llevan su nombre. Hay un aspecto de su vida que resulta menos conocido, pero quizás sea el más importante para calibrar su obra dentro de la ética policial. Reconoció que fue la casualidad lo que lo llevó a su descubrimiento.

En efecto, un día el Ingeniero Francisco Seguí visitó a Vucetich en su oficina, dejando abandonado un ejemplar de la revista Revue Scientifique, con el trabajo de Galton de la Royal Society donde se planteaba una problemática inconclusa del método de identificación. Animado por el jefe de la fuerza policial, de apellido Nunes, se puso a trabajar verificando lo realizado por Galton y creando su propio sistema, tal cual lo conocemos hoy.

A lo largo de su vida cultivó sus aficiones musicales y filosóficas, visitando asiduamente a otro sabio, Alejandro Korn, a quien consideró como su maestro en metafísica.

Tuvo también una estrecha relación con Alfredo Palacios, quien concurrió a la inauguración en el Paseo del Bosque del llamado monumento a los Cinco Sabios de La Plata (Ameghino, Vucetich, Almafuerte, Korn y Spegazzini).

En cuanto a la pasión que Vucetich sentía por la música, se conoce que dirigió dos orquestas, al mismo tiempo que se transformó en crítico y comentarista musical. Compuso muchas y variadas obras, como tradicionales mazurcas polacasvalses antífonas; siendo sus piezas más reconocidas, las tituladas “Aves de un alma”, “Río Danubio” y “Ortus conclusus” (huerto cerrado).

PodCast Gran Logia de Argentina

Historia de la Respetable Logia La Plata Nº 80

LA PLATA 80

Respetable Logia La Plata Nº80

Aún vigente La Plata Nº 80 tal vez sea la más trascendente de todas las logias platenses. Según los registros oficiales fue fundada entre otros por Pedro Benoit el 4

Leer Mas »